El encierro trajo estrés y afectaciones en la salud de los perritos

0
398

“Chiqui” es una preciosa loba siberiana de 1 año. Es dócil y muy juguetona. Ella vive con su madre adoptiva, Rocío Cáceres, en la manzana D-5 villa 16, de La Atarazana.

La perrita estaba acostumbrada a dar largos paseos por el parque que está junto a la iglesia del Señor de la Buena Esperanza, sin embargo, debido a la pandemia eso quedó suspendido.

El encierro trajo varias consecuencias en la salud y en la conducta de “Chiqui”, una de ellas es que bajó de peso, pero también comenzó a hacer travesuras como dañar objetos y prendas.

Rocío se las ingenió y aprovechó de la terraza que hay en su casa para que su “hija” corra y juegue al menos 3 o 4 veces por semana. Otros canes no tienen la misma suerte ni disponen de esos espacios.

La emergencia sanitaria los confinó en sus moradas por el temor de sus amos a contagiarse.

Pero, ¿qué sucede cuando los canes no pueden salir?

El médico veterinario Christian Bonilla, de 35 años y graduado en la Universidad Agraria del Ecuador, explicó cuáles son algunas de las consecuencias.

El galeno cree que los perros de mayor tamaño deben salir del hogar a pesar de la situación para liberar la gran cantidad de energía acumulada y hacer sus necesidades, no obstante, tiene algunas recomendaciones a sus dueños.

“No solo se trata de la salud de los seres humanos, sino también de sus mascotas y a veces se pueden cometer errores que les afectan a ellos”, apuntó. (I)

Fotografía: Miguel Castro / Atarazana Go

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí