Desolación y escasa actividad comercial durante el viernes de feriado en La Atarazana y FAE

0
233

La escena fue parecida en ambas ciudadelas: pocas personas en la calle, parques y sitios públicos; locales abiertos, pero reducida presencia de clientes. Así fue el viernes 9 de octubre, día de asueto en Guayaquil por conmemorarse un año más de su independencia.  

Desde temprano el Sol salió con intensidad y en las primeras horas de la mañana, la temperatura llegó a los 28 grados. Hacia las 17:00, subió a los 29 grados, con una sensación térmica de 32 grados. 

El feriado en estas ciudadelas no incidió para que adultos y niños acudan, en buen número, a los parques de La Concordia y el de la Unidad Nacional, en La Atarazana. El mismo cuadro se observó en el parque central de la FAE. En este último, a la hora que se efectuó un recorrido solo acogió a un reciclador y su mascota, así como a una pareja que se tomaba fotos. 

En una de las canchas de vóley de la Asociación de Propietarios de La Atarazana (APA), un pequeño grupo de deportistas se congregó para jugar varios partidos. 

En el resto de espacios deportivos públicos no hubo la presencia de vecinos. En un caso aislado, un padre y su hija pasearon en bicicleta. 

La actividad comercial también fue prácticamente nula.  

Los negocios que se asientan en los bajos de los bloques 3 y 4, a lo largo de la avenida Carlos Luis Plaza Dañín, abrieron casi todos. Sin embargo, no hubo una masiva presencia de clientes. Lo mismo se observó del lado de la FAE donde se erigen cerca de 45 establecimientos comerciales de distinta índole. 

En la placita que se ubica entre las manzanas N-1 y K-1 tampoco hubo una mayor presencia de compradores. Los comerciantes ofrecían frutas, víveres, pollo, cárnicos y otros, pero los consumidores escasearon.  

El panorama fue similar en las inmediaciones del hospital Roberto Gilbert y en la nueva maternidad. En los alrededores de ambas casas de salud existen varios locales de cadenas de farmacias, centros médicos, restaurantes, bazares, etc. 

Al interior de la FAE fueron pocos los locales que abrieron y los que estaban operativos, permanecieron vacíos. 

Personal de la Policía Nacional patrulló por las calles de las dos urbanizaciones.  

El tráfico en las avenidas Plaza Dañín, Nicasio Safadi, De la Democracia y Roberto Gilbert disminuyó considerablemente a lo largo del día. 

Los festejos de años pasados, los campeonatos de indor, la algarabía y los bailes populares quedaron pendientes para otra oportunidad. (I)

Fotografías y vídeos: Henry Andrade/Atarazana Go

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí