Al menos 35 negocios y oficinas quedaron atrapados en las barricadas cercanas al CNE

0
150

Restaurantes, un supermercado, una veterinaria, consultorios médicos, cevicherías, despensas, gabinetes de belleza, talleres, oficinas y otros establecimientos son afectados por el cierre de las avenidas Sufragio Libre, de La Democracia y Roberto Gilbert, en La Atarazana y Los Álamos.

Son aproximadamente 35 negocios de distinta índole los que se encuentran prácticamente atrapados entre las barricadas que colocó la Policía, por disposición de la Delegación Provincial Electoral de Guayas, del Consejo Nacional Electoral (CNE).

La medida del ente electoral tiene como fin evitar que simpatizantes de las tiendas políticas lleguen al lugar a ocasionar desmanes.

El bloqueo al tránsito vehicular y peatonal involucra al menos a unas 6 de cuadras correspondientes a las manzanas C, E y F, de La Atarazana. En Los Álamos, en cambio, son unas 10.

En todas existen locales que ofertan principalmente almuerzos, pero además hay tiendas, panaderías, bazares y otros.

Las ventas durante estos días han caído en diferentes porcentajes dependiendo del negocio.

Los comedores son los que sienten más el impacto. Lo mismo el supermercado de una conocida cadena con cobertura nacional. El parqueo de este establecimiento luce vacío todo el día, cuando hasta la semana pasada regularmente permanecía lleno.

Las fondas ya no reciben a los grupos de amigos que llegaban a bordo de carros. Además, para arribar al comedor, primero hay que pedir autorización a los uniformados que se encuentran en las barricadas.

“Prefiero buscar otro sitio en la misma Atarazana o aquí cerca”, manifestó Laura Calle, ejecutiva de una oficina cercana.

Maricarmen (prefirió omitir su apellido), quien ofrece mariscos en diferentes recetas, está preocupada por las ventas.

Si bien algunos policías y militares “le hacen el gasto”, ello no se compara con los clientes ya conocidos que arribaban a su local, sin ninguna clase de restricciones.

“¿Y cuando se cansen de comer lo mismo los uniformados?”, se pregunta.

Don Francisco Castro es el dueño de un pequeño negocio de venta de alimentos preparados en Los Álamos y también tiene la misma sensación que Maricarmen.

“Somos los más perjudicados por todo esto”, aseguró.

José Ávalos es el propietario del restaurante “Los Buenos Amigos”, con 16 años de existencia en el territorio atarazaneño. Él y su familia tienen una mejor suerte porque son antiguos en el sector y también porque apostó por las entregas a domicilio.

“Gracias a Dios, no hemos tenido mayor impacto, pero seguro que otras personas sí”.

Desvío de buses

La mayoría de las líneas de transporte público (42, 83, 55, 89, 131, 46 y otras) tuvieron que modificar su ruta cuando ingresan a La Atarazana.

La intersección de las avenidas Nicasio Safadi y Roberto Gilbert, está cerrada al paso de estas unidades.

Los choferes que llegan hasta las inmediaciones del hospital de niños Roberto Gilbert deben ir por la Bella Aurora para salir hasta la avenida Pedro Menéndez y llegar al centro de la ciudad. 

Otros automotores, los que vienen del casco central de la urbe, no están ingresando todos a la urbanización, lo cual trae problemas a los respectivos usuarios. (I) 

Fotografías: Atarazana Go!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí