Ni despensas ni restaurantes están libres de los asaltos

0
544

La penúltima semana de septiembre de 2021 cierra con tres hechos delincuenciales que generan alarma en los moradores de La Atarazana.

En dos casos, los antisociales fuertemente armados desvalijaron a los clientes de una despensa y de un comedor.

En el tercer incidente, en cambio, los ladrones se llevaron una motocicleta que estaba estacionada en los exteriores del domicilio del propietario.

Todo esto sucedió en el sector norte de la urbanización, donde de acuerdo a los vecinos, no sucedían estos atracos.

Residentes que prefieren la reserva de sus nombres se sienten desprotegidos ante los ataques de los delincuentes.

“Esto no pasaba por nuestro sector. En el chat comunitario de la Policía nos enterábamos de los problemas que lamentablemente se dan en las manzanas O, M y L. Ahora está sucediendo por acá”, expresó asustada una madre de familia.

Asaltos en negocios

La mañana del martes 21 de septiembre, un sujeto de tez morena y con acento extranjero ingresó a una tienda de abastos que se encuentra en la manzana D-2.

Eran aproximadamente, las 09:30, cuando el tipo les arrebató a dos clientes los teléfonos celulares, tras mostrarles un arma de fuego.

Los vecinos prefirieron someterse ante el temor de resultar heridos. El hecho quedó registrado en las cámaras de seguridad que hay en la zona.

El antisocial atacó justo a la hora en que un alto número de amas de casa y menores del sector acuden a este establecimiento para abastecerse de alimentos.

En tanto, al mediodía del miércoles 22, un restaurante con más de 25 años de existencia, que se encuentra en la manzana C-1 fue visitado por varios hampones que llegaron en moto con pistolas.

Uno de ellos -según un testigo que trabajó en una institución policial- portaba una Beretta de 9 milímetros.

“¿Cómo un sujeto puede tener este tipo de armamento en sus manos? Una de esas tiene un alto costo en el mercado internacional, peor en el país”.

Los malhechores despojaron de teléfonos y dinero en efectivo a quienes se encontraban en el sitio almorzando y huyeron rumbo a la avenida Carlos Plaza Dañín.

Moto sustraída

En la madrugada del lunes 21, una motocicleta de un vecino que vive en la manzana F-2 fue sustraída por los pillos.

El vehículo regularmente se queda en las noches en los exteriores del domicilio porque su propietario vive en un departamento en alto.

Si bien, en la zona hay un guardián desde hace varios años, esa noche tenía día libre.

En cámaras de seguridad se observa que un sujeto se acerca a la moto y la arrastra hasta la calle, en donde lo esperaban sus compinches. Tras ello, desaparecieron de la zona.

Hace solo unas tres semanas, otra motocicleta fue robada, también en las afueras de la casa de su dueño en la manzana D-5.

Es de anotar que la tienda, el restaurante y la casa de donde se sustrajeron la moto la madrugada del lunes, están separadas a una distancia aproximada a los 150 o 200 metros, entre sí.

Sospechosos en los alrededores

Una vez que los vecinos de este sector de La Atarazana conocieron de estos infaustos hechos, los chats de los moradores se activaron.

Algunos revelan que dos sospechosos ‘patrullan’ con frecuencia por las calles de la urbanización, en una moto negra sin placas.

Uno de los residentes sostiene que uno de los que va a bordo en la motocicleta, tiene las mismas facciones del que asaltó la tienda de abastos en la D-2.

Los moradores de la urbanización esperan que la Policía refuerce los controles a fin de evitar nuevos asaltos. (I)

Fotografías: Imágenes captadas de los videos enviados por los vecinos

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí