El ‘hermano Gregorio’ ganó el concurso organizado por los jóvenes de la parroquia

0
187

Una divertida y colorida fiesta, en la que también hubo momentos de mucha fe cristiana, se vivió entre la tarde y noche del domingo 31 de octubre en el salón múltiple de la Iglesia del Señor de la Buena Esperanza.

Ello con motivo del concurso de disfraces -en el que intervinieron 40 niños de diferentes edades- organizado por el Grupo Juvenil de la parroquia.

El evento denominado Holywings atrajo a decenas de padres de familia de La Atarazana y de las ciudadelas aledañas, quienes llevaron a sus hijos vestidos con trajes similares a los de los principales protagonistas del mundo católico.

Así, fue común observar en la sala a niñas disfrazadas como la Virgen del Carmen, la Madre Teresa de Calcuta, la Santa Narcisa de Jesús, la Virgen del Cisne, la Inmaculada, la beata María del Pilar Izquierdo, la Virgen de Guadalupe, Santa Catalina, entre otras.

En tanto que los varones se pusieron los trajes de Moisés, San José, San Francisco de Asís, el Ángel Gabriel, el hermano Gregorio y similares.

La conducción del evento estuvo a cargo de Javier Salcedo, diácono de la parroquia, junto a una decena de chicas del Grupo Juvenil, cuya líder es Nella Maldonado.

De cinco en cinco se iban presentado los chicos. Todos atravesaron una pequeña pasarela y se presentaron frente al jurado. Cada grupo recibió los aplausos y el apoyo de los asistentes.

Esta celebración, también tuvo como fin recordar el Día de Todos los Santos que se celebra el 1 de noviembre.

Juegos con globos y el baile de la silla deleitaron a los asistentes. Lo mismo las coreografías a cargo de las chicas del grupo juvenil con el acompañamiento de la banda Cristo Vive.

Todos los presentes danzaron y cantaron junto a los músicos y las jóvenes dirigidas por Salcedo.

Tras el paso de los pequeños llegó la hora de escoger a los ganadores. Hubo una preselección con los mejores niños y niñas disfrazados de cada grupo.

Finalmente se dio la elección del ganador. Ariel Bravo obtuvo el primer puesto gracias a su disfraz similar al del hermano José Gregorio Hernández. El segundo lugar fue para Emma Polo, quien se puso el traje de la Virgen María de la Dulce Espera y la tercera posición   fue para Luca Cabello, quien se vistió como San Francisco de Asís.

La mayoría de chicos y chicas recibieron reconocimientos, así como bebidas y unos cuantos bocaditos.

La jornada que se prolongó por casi 3 horas estuvo cargada de entusiasmo y de mucha fe.

Uno de los momentos más emotivos se dio unos pocos minutos antes del final cuando el diácono Salcedo hizo una oración para agradecer por el momento vivido.

Los pequeños y los adultos unieron sus manos para rezar y reforzar sus lazos con el Dios Todopoderoso.

Geovanny Mosquera es el abuelito de Emma, quien quedó en segundo lugar del concurso. Este vecino de La Atarazana que reside en la manzana A-5 destacó el evento organizado por los jóvenes de la iglesia y dijo que les sirve a los pequeños para conectarse con Jesús.

Mosquera manifestó que desde hace dos semanas se prepararon en casa para presentar a su nietita.

Leonor Macías también estuvo en el certamen junto a su hija, Carlita. La menor llegó vestida como la Virgen María y el traje es una combinación entre el vestido que usó para la Primera Comunión y unas adecuaciones adicionales.

Macías, quien reside frente a la manzana D-5 llegó al concurso en compañía de 8 familiares.

Nella Maldonado (21), coordinadora del Grupo Juvenil de la Iglesia, colabora desde hace seis años en este tipo de actividades.

Ella junto a unas 20 personas fueron los organizadores del concurso. Desde hace un mes, aproximadamente, planificaron todos los detalles.

La joven residente de La Atarazana hizo énfasis en las medidas de bioseguridad que adoptaron para precautelar la salud de todos.

“Como era el feriado quisimos hacer un evento para quienes se quedaron en la ciudad y se distraigan con algo diferente, no en otras cosas alejadas de la iglesia”.

A Nella le pareció hermoso ver como los niños se involucraron en sus personajes y a la vez aprendieron algo más sobre la Palabra de Dios.

“No nos imaginamos que iba a tener tanta acogida esto. Fue un momento ameno y familiar en el que todos se integraron”.

El siguiente evento en el que ya trabajan los grupos de la Iglesia, es la Novena y las posadas navideñas. Alrededor de cien personas están tras la organización de todo. (I)

Fotografías: Atarazana Go!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí