Diplomas y emotivos encuentros en la fiesta de Juventud Valiosa

0
183

La mañana del viernes 12 de agosto quedará grabada para siempre, en las memorias y en los corazones de los integrantes de la organización social y deportiva, Juventud Valiosa.

Ese día, se llevó a cabo una ceremonia solemne y muy emotiva. A la vez fue un reencuentro de viejos amigos y jugadores de fútbol de un sector de La Atarazana.

Varias generaciones de este colectivo barrial, formado a finales de los años 60, se hicieron presentes.

Los primeros jugadores y dirigentes, las siguientes camadas de deportistas y las últimas, entre ellas, la que quedó campeona en la respetada Liga Inca Kola, entre 1981 y 1982.

Cuántos recuerdos y anécdotas volvieron a revivir. Fue una jornada de hermandad y camaradería.

Hace muchos años no se juntaban los sobrevivientes de este grupo humano conformado hoy, en su mayoría, por profesionales de amplia experiencia y también abuelos dentro de sus familias.

Solo faltó vestirlos de corto, lanzar un balón y que vuelvan a mostrar su clase futbolística donde todo empezó: en la calle que está entre las manzanas D y C, a pocos metros del desaparecido bazar “Rafaelito”.

El acto oficial

Siendo aproximadamente las 11 de la mañana empezó el acto solemne, en el auditorio del Colegio de Contadores del Guayas, en la ciudadela Los Álamos.

Hubo tres momentos que calaron muy hondo en los aproximadamente 35 asistentes: las palabras que dirigió Julio Molina, presidente vitalicio de JV, hacia su amigo y compañero Carlos Yaco Monti Oyola; las expresiones de Carlos Decker a nombre de los futbolistas; y lo que manifestó Bellita Artieda cuando recibió un reconocimiento para su hermano, José Artieda (+).

A los tres se les quebró la voz por unos segundos. El auditorio se quedó en silencio y luego rompió en aplausos para reconocer el aporte de Oyola y Artieda, así como las profundas frases de Decker.

Ya en lo protocolario, el acto empezó con el Himno Nacional del Ecuador y las palabras de bienvenida del actual presidente de Juventud Valiosa, Franz Romero.

De inmediato, Julio Molina, quien recibió una placa conmemorativa por todo su aporte a la institución, hizo una reseña histórica de lo que fue y aún es JV.

Otro momento emotivo fue el minuto de silencio para recordar a aquellos integrantes que ya no están. Ellos son: Jorge Castro, Elías Jácome, Alejandro Calvache, Javier Vargas, Mario Puente, José Artieda, Luis Monroy, Víctor y Rafael Martillo, Raúl Llona, Daniel Yance, Jorge Camacho, Ricardo Delgado, Jorge Rivera y, Milton y Oswaldo Álava.

Posteriormente, a las exmadrinas Odil Mármol y Bella Artieda se les entregaron sendos arreglos florales. Además, fueron mencionadas y aplaudidas las exsoberanas del equipo: Albita Espín, Mónica Mármol, Fabiola López y Martha Álava.

Reconocimientos en varias categorías

La dirigencia de Juventud Valiosa no dejó pasar ningún detalle en su fiesta por los 53 años de fundación.

Es así, que entregó diplomas en diferentes categorías a quienes formaron parte del grupo.

En la de Fundadores, se les extendieron los certificados a: Galo Molina, Alcides Mármol, Carlos Decker, Roberto Muñoz, Carlos Oyola, Jorge Espín, Henry Romero, Bolívar Castro, Ramón Escudero, Guillermo Cañarte, Alonso Ochoa, Manuel Valarezo y Roberto Alvarado.

En la categoría Jugadores Históricos a: Jaime Villacís, Franz Romero, Miguel Martillo, Joel Villacís, Nell Coronel, Santiago Guillén, Walter Dávila y Fernando Coronel.

En la de Colaboradores Insignes a: Washington Dávalos, Francisco Torres, Juan Torres, Rafael Armas e Iván Coronel.

En la de Campeones 1981-1982 a: Julián Chávez, Freddy Ávalos, Julio Contreras, Raúl Triana, Carlos Merino, Manuel Toro, Ricardo Dávila, Luis Villacís y Pedro Castro.

Hubo una categoría más la Post Mortem, en la que los familiares de los deportistas ya fallecidos recibieron el diploma.

Finalizada la ceremonia, los presentes se dirigieron a la sede de Juventud Valiosa, en la manzana D-1 villa 17, de La Atarazana, donde Franz Romero se encargó de realizar el tradicional brindis.

Tras ello, todos compartieron de un asado en el que mostraron sus dotes de parrilleros, Fernando Coronel, Franz Romero, y Galo Molina, secretario, presidente y vicepresidente de la organización, respectivamente.

La camaradería y el respeto construidos por los miembros de este grupo, en las distintas generaciones, superan por goleada a cualquier resultado deportivo. (I)

 

Portada, videos y fotos: Atarazana Go!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí