Dos desconcentraciones le costaron el partido a El Parche

0
394

El partido estuvo a ratos enredado y con múltiples reclamos a las decisiones arbitrales. Hubo roces también y muchas tarjetas amarillas.

Lo cierto es que El Parche, equipo que representa a La Atarazana en el torneo que se juega en el complejo ferroviario de Durán, cayó por 2 a 1.

El triunfo se lo llevó el elenco de Nueva Juventud (NJ) que con un juego colectivo más ordenado y rápido pudo doblegar al plantel amarillo y granate

Los atarazaneños nunca encontraron su fútbol. La línea de volantes no creó lo suficiente ni halló los espacios para habilitar a los delanteros.

Las mejores jugadas salieron desde los costados, pero no fueron las suficientes para imponerse al equipo de Durán.

El plantel rojinegro del vecino cantón, en cambio, fue veloz, tocó mejor la pelota en el centro de la cancha e hizo una distribución más acertada del esférico.

Por las bandas, los durandeños causaron estragos en la defensa de El Parche.

En el primer tiempo, NJ llegó en más ocasiones al arco de su rival. A los pocos minutos de iniciado el partido ya estaba en el área de las 18 yardas. Casi de inmediato cobró un lanzamiento de esquina.

Era el preludio de que salieron con una propuesta más ambiciosa, técnica y organizada.

El arquero de El Parche tuvo que extremarse en algunas ocasiones, para defender su portería. Una de ellas fue en un tiro rasante (en una cancha mojada e irregular) hacia su palo derecho y el posterior remate de un atacante.

A pesar del juego ofensivo del cuadro de Nueva Juventud, la apertura del marcador no se dio en la primera etapa.

El Parche llegó dos veces al arco. Una luego de un tiro libre que terminó con un cabezazo a las manos del guardameta y otra a través de un disparo de media distancia que el portero tuvo que desviar al córner.

Los amarillo y granate también estuvieron imprecisos, a la hora de patear tiros libres cercanos al arco rival.

Así es como se fueron al descanso.

Los goles

La parte complementaria empezó con la misma tónica del partido: NJ buscando el arco rival y creando las mejores oportunidades.

A los pocos minutos esa estrategia dio resultados. Un tiro libre cobrado casi desde la línea del lateral (a la derecha del equipo que atacaba) pasó cerca de la barrera compuesta por dos “parchados”, dio un rebote, un jugador hizo sombra y el balón se introdujo en el arco.

Esa anotación cayó como un balde de agua fría, como se dice en el argot popular, pues el partido estaba arrancando recién.

El Parche sintió un impacto anímico que se vio reflejado en la desesperación y a la vez yerros de sus jugadores.

El segundo gol no tardó en llegar. Un ataque de los atarazaneños desde un lateral terminó finalmente en las manos del buen arquero de NJ, quien hizo un largo saque.

La pelota llegó con algo de dificultad a las manos del guardameta de El Parche, quien salió jugando rápido desde su área y tocó con un compañero. Este falló en la entrega a un “parchado” y en tres toques los rojinegros concretaron el segundo gol.

El plantel que representa a La Atarazana sintió la estocada, pero se negó a morir. Se lanzó con todo en busca de al menos acortar las distancias en el marcador.

La garra superó al fútbol y en un ataque de los granates, la pelota se estrelló en el brazo de un defensa de Durán. Jorge Abad fue al cobro y la embocó a pesar que el arquero intuyó hacia dónde iba la el esférico.

El Parche pisó el acelerador para lograr el empate, más no lo consiguió.

En las postrimerías del partido Nueva Juventud casi marca la tercera. Esto tras un tiro libre cuyo cobrador dio pase a un compañero quien pateó directo al arco.

El cotejo concluyó en medio de la frustración y resignación de los parchados. (I)

Portada, fotografía y videos: Atarazana Go!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí