Cariño y abrazos para los abuelitos del jardín Smiley Kids

0
1907

Una jornada especial, cargada de mucha emotividad y de cariño hubo la mañana del jueves 17 de agosto, en el jardín de infantes Smiley Kids, de La Atarazana.

En este centro educativo ubicado en la manzana B-1 se rindió un homenaje a los abuelitos de los pequeños estudiantes.

Un poco antes de las 9 de la mañana empezaron a llegar los patriarcas familiares junto a sus niños.

Los primeros avanzaron hasta el patio del recinto escolar, mientras que los chiquilines ingresaron a sus aulas.

La bienvenida a todos estuvo a cargo de la licenciada en Educación Parvularia, María José Quinteros, directora del jardín.

Antes de pasar a las instalaciones, cada abuelito o abuelita debía escribir una idea relacionada al evento, en un papel con forma de corazón y pegarlo en la figura correspondiente: masculina o femenina.

Una vez que arribó la mayoría se dio inicio a un sencillo, pero sentido programa en el que también participaron maestras y colaboradores.

Un cafecito, una agüita aromática y unas galletitas con queso y jamón fueron repartidos entre los presentes.

A los pocos minutos se dio lo que todos esperaban con ansias: la salida de sus nietos.

Ahí estaban: Dara Zambrano, Diego Moris, Ezequiel Pazmiño, Victoria Jaramillo, Dante Jaramillo, Ángel Gómez, Rafael Toala y Analí Aroca, de Inicial 1.

Así también: Dave Medrano, Valentina Luque, Thiago Carranza, Noah Crespo, Andrés Ajón, Andrés Arévalo, Matías Lacerna y Fernando Béjar, de Inicial 2.

El último grupo estuvo compuesto por: Eduardo Andrade, Alessia López, Amy Sánchez, Efraín Dumaguala, Noah Estrella, Luciana Martillo, Mathías Pinargote, Elizabeth Guerra, Bethzabeth Lomas, Sean Andrade, Carlos Andrés Pareja, Kylian Guerrero y Aldo Bobadilla, de Maternal 2.

Los niños dejaron sus salones de clases y se dirigieron al patio de manera ordenada y bajo la atenta mirada de sus maestras.

La idea era que al salir busquen a sus familiares y se acomoden con ellos en las mesas colocadas especialmente para esta jornada.

Algunos pequeños se sonrojaron de ver a tantas personas, otros cubrieron sus caritas, también hubo algunos que buscaron entre las personas a sus seres queridos y corrieron para abrazarlos.

El ambiente se llenó de mucha ternura y de emociones encontradas. Los familiares ahí presentes sonrieron de felicidad y a más de uno se le humedecieron los ojos.

Muchos aprovecharon el momento para tomarse fotos en un pequeño mural decorado con globos e imágenes alusivas a la reunión.

Tras eso se dio paso a una actividad lúdica en la que intervinieron nietos y abuelos que consistía en pintar una cantina y colocarle el nombre del pequeño.

Fueron instantes de mucha unión familiar, pero a la vez de camaradería entre los adultos. Hubo risas, uno que otro llanto, juegos y más.

Posteriormente, mediante sorteo, se designaron a los Abuelitos Símbolos, dignidades que recayeron en Luisa Mendoza, abuelita de Luciana Martillo, ambas residentes en La Atarazana, y de Peter Nivelo, abuelito de Fernando Béjar, moradores de La Alborada.

En una sencilla ceremonia, Mendoza y Nivelo fueron coronados por parte de la directora del jardín. Además, recibieron un arreglo con flores amarillas y los aplausos de los asistentes.

El evento llegaba a su fin, en medio de risas y abrazos. Lo único que jamás terminará es ese amor entre abuelos y nietos. Eso dura para siempre y más allá de los tiempos. (I)  

Portada, videos y fotos: Atarazana Go!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí