Los más tiernos de La Atarazana homenajearon a la ciudad

0
1073

Una mañana cívica, pero divertida —y sobre todo llena de ternura—, fue la que se vivió el viernes 13 de octubre, en los exteriores del jardín-guardería Smiley Kids, de La Atarazana.

Su directora, María José Quinteros, y el cuerpo de educadoras organizaron un colorido evento para conmemorar las fiestas por la Independencia de Guayaquil.

Pero eso no fue todo. La creatividad fue más allá y, además de elegir a la criolla bonita y al Juan Pueblo del establecimiento, se recordaron los tradicionales oficios de la urbe, hubo una muestra con los platos típicos del puerto principal y se hizo una representación acerca de la leyenda de “La Llorona”.  Todo con la participación de pequeños, cuya edad oscila entre los 2 y 3 años.

Cerca de las 09:30 arrancó el programa. Una patrulla de la Policía Nacional estuvo en el sitio, para seguridad de los asistentes.

Los exteriores del plantel fueron adornados con globos celestes y blancos alusivos a la bandera de la ciudad.

Del mismo modo, una imagen del personaje Juan Pueblo ocupó un lugar central en el área para las presentaciones.

 Elección de personajes

Luego de las palabras de bienvenida a los padres de familia, la primera actividad de esta jornada en Smiley Kids fue la elección de la Criolla Bonita.

Dos lindas pequeñas: Amy Sánchez y Dara Delgado, participaron luciendo llamativos trajes hechos con productos caseros y adornos.

Dara se quedó con el título de Criolla Bonita de 2023.

En cambio, Ángel Gómez y Andrés Sajón fueron los niños que se presentaron como Juan Pueblo.

Al igual que sus compañeras, colocaron detalles en su ropa, incluido el característico sombrero del personaje más representativo de la ciudad. Ángel se convirtió en el Juan Pueblo de 2023 en su plantel.

 Oficios y platos tradicionales

En la siguiente etapa del programa, cerca de una decena de pequeños se vistieron para representar a las personas que cumplen oficios históricos de la ciudad.

Ahí estaban: la vendedora de flores (Elizabeth), la que ofrece dulces en las calles (Luciana), la morochera (Betsabeth), la periodiquera (Amy), el comerciante de boletos de lotería (Eduardo), el carbonero (Matías), el espumillero (Efraín), entre otros.

Los papás se integraron a este festejo y participaron en un concurso que consistía en comer la tradicional máchica, acompañada de un guineo.

Este polvo es un alimento ancestral andino que se elabora con cebada y maíz —ambos tostados— y se lo consume en sopas, coladas o solo. Su nombre proviene de la palabra quechua mashka (también machka o kamcha).

Una vez que culminó esta actividad con los jefes del hogar, se dio paso a un sketch para interpretar la famosa leyenda de “La Llorona”.

Una pequeña y tres de sus compañeritos se disfrazaron con el fin de desfilar ante sus padres y los asistentes.

En la cultura hispanoamericana, la Llorona es el alma en pena de una mujer, la cual ahogó a sus hijos y, tras arrepentirse del crimen, los busca intensamente en las orillas de los ríos de pueblos y ciudades.

Luego se dio la muestra con los platos típicos más deliciosos de la ciudad. El bollo de pescado, el seco de pollo y el encebollado, entre otros, estuvieron en la lista.

El evento llegaba a su fin en medio del bullicio de los niños y las sonrisas de sus progenitores.

Varios padres de familia y abuelitos, consultados por Atarazana Go! respecto a esta actividad, ponderaron la iniciativa de Smiley Kids, por fomentar el amor a la ciudad, a los personajes emblemáticos y a la gastronomía local. (I)

Portada, fotografías y videos: Atarazana Go!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí