Arpón, la banda del artillero de las FF.AA., llegó a los 25 años

0
194

A finales de los 90, un joven quiteño que había llegado a Guayaquil para unirse a la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), comenzó -en sus ratos libres- a codearse con los rockeros que se reunían en la emblemática avenida 9 de Octubre.

En un tramo de esta arteria, entre las avenidas Machala, Quito y la calle Pedro Moncayo, los metaleros se encontraban, ya sea en los bajos del colegio IDEA o en los exteriores de la Casa de la Cultura del Guayas.

Aquí, durante las noches, se aglomeraban muchachos vestidos de camisetas negras para escuchar el rock pesado del momento, intercambiar discos y casetes o para cantar acompañados de guitarras acústicas.

La idea de este militar capitalino era “reclutar” a músicos, no para llevarlos a un cuartel, sino para integrar una banda de hardcore.

De esa incesante búsqueda encontró a Álex Lara, a Miguel Valarezo y a Xavier Domínguez.

Con ellos, este pichinchano que hoy tiene 53 años y responde a los nombres de Juan José Alemán, formó el grupo Arpón. Esto ocurrió en mayo de 1997.

El viernes 13 de mayo de 2022, en el Kruger Bar, la banda -que ha tenido un sinnúmero de cambios en su alineación- dio un concierto por sus 25 años de trayectoria en la escena rockera del Ecuador.

En la celebración estuvieron presentes amigos, fans de la agrupación y bandas colegas como: Tr3s Atados, X Ray y KAOS.

El bar resultó estrecho para la cantidad de metaleros que acudió al festejo.

Purgatorio, el inicio

Es el frontman y compositor de todas las canciones plasmadas en el disco De Mente Irreversible. También es Sargento I (r) de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), donde se desempeñó como artillero.

Esta singular hoja de vida corresponde a Alemán, quien nació en Quito y desde los 18 años hace música. Su primera banda se llamó Purgatorio y la formó en 1990 junto al baterista Álvaro Acosta (+) y otro amigo de apellido Ávila.

Ambos forjaron su amistad con Juan José antes de su ingreso al cuartel para hacer el servicio militar.

En esa época el joven vocalista capitalino escuchaba a grupos como The Police y ZZ Top o a solistas como Gary Glitter.

Su presencia en las Fuerzas Armadas no lo alejó de la música, pero sí de Purgatorio.

En los recintos militares donde llegó tuvo la fortuna de contar con superiores que congeniaban con él en esos gustos.

“Ellos me daban permiso para salir a ensayar, pero debía regresar directo a mi guardia”, rememora el rockero de 53 años.

Una vez que concluyó el servicio militar, Alemán se trasladó a Guayaquil, con el fin de hacer el curso para ingresar a la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE).

Gracias a su dedicación y empeño aprobó los exámenes y, desde ese momento, se quedó por 22 años vistiendo el uniforme militar.

Hubo períodos en que dejó de lado los ensayos, pero siguió componiendo. Es en estos años cuando nace la letra de la canción “Cambien el poder”.

Se trata de un tema de alta protesta social y de rebeldía.

“Días agitados existen en tu vida. Vivimos hundidos en la porquería. Cada día el país se deteriora. No hay dinero, solo hay pobreza. No hay trabajo, solo hay tristeza”, dice un fragmento de esta composición, una de las favoritas de Alemán.

En 1994, Juan José aprovechaba sus días libres para buscar a músicos con quienes iniciar un nuevo proyecto. Lo hizo entre compañeros militares y amigos que conoció en la principal arteria del puerto principal.

Finalmente, estructurada la banda, se estrena con una presentación en el vecino cantón Durán.

De sus inicios, Juan Alemán aún conserva como recuerdo una guitarra marca Fender, que les costó 1’200.000 sucres, adquirida en una tienda que se llamaba Casa Brasil.

En Macas

Durante su estadía en la Fuerza Aérea Ecuatoriana, Alemán se especializó como artillero.

Si bien nunca tuvo que aplicar todo lo aprendido en la dirección de personal y de operaciones para destruir posiciones, embarcaciones o aeronaves, sí le tocó custodiar el aeropuerto de Macas, durante el conflicto del Cenepa, en 1995.

“Esta terminal aérea estaba a pocos minutos de la frontera. Aquí llegaban las personas heridas y eran llevadas hasta Quito”.

Alemán vio a muchos compañeros con graves lesiones y a otros ya sin vida.

“Había personas mutiladas que eran colocadas en fundas negras. Entre ellos estaban los miembros de una patrulla que fue emboscada por los peruanos”.

Precisamente de estos hechos es que nace la canción “Lluvia de proyectiles”.

¿Por qué Arpón?

Un arpón es una herramienta de orígenes prehistóricos que se usa para la pesca o la caza de animales marinos.

Alemán no vincula el nombre de su banda con la muerte de una persona o una acción violenta.

Más bien le da otra proyección.

“Lo que trato es que nuestra música se meta en la gente, que se clave y que se quede en el corazón y la mente de las personas”.

Sus trabajos

La banda liderada por Alemán produjo el CD llamado De Mente Irreversible.

Este material contiene los temas “Triqui”, “Cambien el poder”, “La bestia”, “Cerdo policía”, “Batalla”, “2 de noviembre”, “Si/No” y “Juguemos al trencito”.

Además, en la red social YouTube están los videos oficiales de: “Batalla” (11.922 visualizaciones), “Triqui” (2.940) y “Cambien el poder” (6.425).

Estos números son hasta el cierre de este reportaje.

Así mismo, Arpón ha estado presente en importantes recitales, tales como: Rompiendo Fronteras (junio 2019), Otro Grito al Underground 10 y Rock en tu Cabeza (marzo 2020), Aniversario Lox D’m3ntez (julio 2021), Camisetas Negras Solidarias (diciembre 2021), Sur Insurgente (marzo 2022), Metal Cumple (mayo 2022), etc.

La mascota

Hace aproximadamente 10 años, Alemán se encontraba en Cuenca, por motivos de trabajo y transitaba por las inmediaciones de uno de los mercados.

Por su mente ya pasaba la idea de que necesitaba de un compañero, para que esté a su lado en los conciertos.

“De repente, cuando iba caminando, alzo la mirada y me encuentro con los ojos del muñeco. Parecía que tenían vida. Estaba colgado en un kiosco. No dudé en comprarlo de inmediato y desde ese entonces nos acompaña”.

Para Alemán, Arponcito, como se denomina la mascota de la banda, “no es un amuleto o un adorno, más bien se trata de un integrante más que tiene su rol en el escenario”.

En cada recital Juan José coloca al muñeco en el micrófono principal y a medida que avanza la presentación lo toma con sus manos, lo alza, lo coloca en su pecho o lo acomoda junto a su rostro. A veces pareciera que hace los coros de algunas canciones.

Arponcito tiene trajes que le mandó a confeccionar Juan José. El muñeco forma parte de una serie de televisión que se llama Plantas versus Zombies.

La celebración

El aniversario número 25 de Arpón no pasó desapercibido en la escena rockera de Guayaquil.

Decenas de metaleros acudieron al local donde se realizó un concierto de homenaje.

En la tocada estuvieron cuatro bandas amigas, pero también fue la oportunidad para presentar a la familia de Arponcito.

La primera agrupación que apareció en el escenario se conformó de manera improvisada, entre integrantes de diferentes grupos que interpretaron canciones en el género punk.

Luego, estuvo el trío X-Ray, que tiene como integrantes a Harry y Sebastián Castro, padre e hijo; y exintegrantes de Horka, quienes recientemente dieron vida a este nuevo proyecto musical.

Posteriormente fue el turno de KAOS. Ellos levantaron de sus asientos a los presentes con su poderoso hardcore.

Tras eso se presentó la banda homenajeada. Hubo torta de cumpleaños, felicitaciones y abrazos a los integrantes. Los Tr3s Atados también estuvieron presentes.

La fiesta concluyó, lo que no se ha terminado son las ganas del exsargento Alemán y de sus “soldados”, para continuar haciendo más música. Ellos seguirán dando batalla en los escenarios. (I)

Portada, fotografías y videos: Atarazana Go!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí