“Cráteres” en dos vías de alto tráfico del sector

0
710

Dos calles estratégicas, una en La Atarazana y otra en la ciudadela Naval Norte, adolecen de un problema que afecta a centenares de vías en toda la ciudad: la presencia de baches.

En el primer caso, esto sucede en dos sitios de la avenida Roberto Gilbert.

El primero se encuentra en las inmediaciones de la manzana F-4, frente a la entrada del Hospital de Especialidades Alfredo G. Paulson; y el otro, por la manzana E-1, casi al pie de un asadero de pollos.

Esta calle recibe un importante flujo de vehículos desde las primeras horas de la mañana hasta casi las 20:00. Ello porque transitan miles de vehículos particulares y decenas de unidades de transporte del servicio urbano, que llevan a los pasajeros hasta el centro de la urbe y otros puntos.

El tráfico se complica debido a que los automotores frenan para evitar una caída brusca en los huecos que están en la Roberto Gilbert. Otros conductores, en cambio, realizan maniobras para esquivarlos.

En ambos casos, se afecta al normal tránsito de carros y buses. Lo deplorable es que no siempre hay un elemento de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), para que ayude a descongestionar la ruta.

En la ciudadela Naval Norte ocurre una situación similar, en la avenida Luis Cordero Crespo. Esta pequeña calle, está entre el paso a desnivel y las viviendas de la urbanización.

Recibe el flujo vehicular de los carros que vienen desde las avenidas De la Democracia o la Pedro Menéndez.

Decenas de automotores que vienen y van a Durán transitan por esta ruta. También lo hacen quienes desean llegar a La Atarazana, la FAE, la Bella Aurora, el hospital de Solca, el Roberto Gilbert y otros puntos. Así como quienes buscan avanzar, por ejemplo, hasta Urdesa o la avenida de Las Américas tomando la Nicasio Safadi y después la Carlos Luis Plaza Dañín.

En esta calle, que tendrá unos 70 metros de extensión, hay cinco “cráteres” que dificultan el paso regular de toda clase de vehículos.

El Municipio de Guayaquil, en días pasados, emprendió un programa para la reparación de varias avenidas en toda la ciudad.

Sin embargo, un problema de orden técnico en la Refinería de Esmeraldas, principal proveedora del asfalto, detuvo la ejecución de obras similares en todo el país.

Hace unas horas, funcionarios de esa procesadora informaron que ya se reanudó la entrega de ese derivado del petróleo.

En La Atarazana y en la ciudadela Naval Norte, sus moradores se encuentran a la expectativa que la reparación de estas avenidas, sea atendida a corto plazo. (I)

Fotos: Atarazana Go!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí