Las secuelas por la caída de la ceniza volcánica continuaron

0
267

Este lunes, aún se observaba la ceniza del volcán Sangay en diferentes sitios de La Atarazana y sus ciudadelas aledañas.  

Los habitantes de las distintas manzanas optaron por recoger con escobas el polvo volcánico de sus portales y veredas. Del mismo modo, limpiaron balcones, ventanales y escaleras a fin de que no cause problemas en la salud. 

Otros, en cambio, echaron agua a pesar que las autoridades manifestaron que eso no era lo correcto, por cuanto podría tapar los sumideros.

Wilson Gómez, coordinador zonal del ECU-911 de Guayaquil, indicó que se mantiene el monitoreo del coloso. Calificó a la caída de material volcánico en la urbe como “moderada”. 

En tanto, Allan Hacay-Chang, director de Riesgos del Municipio, manifestó que este lunes 21 de septiembre ya no cayó ceniza en el puerto principal y que lo sucedido el domingo no trajo impactos en el servicio de agua potable y el alcantarillado. 

El aeropuerto ya fue reabierto en las últimas horas. “Barredoras de la concesionaria Puerto Limpio intervinieron para limpiar la pista”, puntualizó el funcionario municipal.

En La Atarazana, vehículos, portales de viviendas y hasta la emblemática piedra verde quedaron cubiertas del polvo. Los automotores de la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) estuvieron entre los afectados. 

A escala nacional 33 cantones, de 6 provincias, fueron los más afectados por este fenómeno natural. (I) 

Fotografías: Henry Andrade/Atarazana GO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí