Risas, juguetes y dulces en el agasajo policial a dos fundaciones

0
165

La cancha de indor fútbol que se encuentra a un costado del parque de La Concordia, en La Atarazana, fue el escenario de uno de los eventos más emotivos de los últimos años.

En este lugar, agentes de Policía y un grupo de ‘superhéroes’ dejaron por un rato su difícil oficio y agasajaron, la tarde del jueves 16 de diciembre, a los niños de las fundaciones: Soldaditos de Dios y Ayudando a Crecer, ambas de la ciudadela.

Alrededor de tres horas duró el programa en el cual los agentes del orden de la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) del sector, sacaron a relucir su parte más humana y sensible para con sus semejantes de la zona.

Los policías cantaron, bailaron y jugaron con los pequeños. Incluso, al cierre de la jornada, les entregaron presentes y dulces.

Otros como los subtenientes Carlos Naucín, Jordan Fernández, Érick Rivera y Priscila Escudero se pusieron los trajes de Batman, Superman, Iron Man y la Mujer Maravilla, respectivamente.

La idea era divertir a los chicos y al mismo tiempo demostrarles que los gendarmes de su barrio, también son sus ‘superamigos’.

Hasta el día se prestó para la ocasión, pues el sol intenso que suele asomarse en las tardes decembrinas, estuvo oculto. Tampoco hubo riesgo de lluvia. Es más, la sensación térmica estuvo tolerable. Fue como una confabulación climática para que la fiesta sea perfecta.

Cerca de las 16:00 inició la programación en la cual el Coronel Pablo Fajardo, Comandante del Distrito Modelo (al cual pertenece La Atarazana), tomó la palabra para darle la bienvenida a la comunidad y transmitirles un mensaje.

“Espero que el espíritu navideño ingrese a los hogares de las familias de esta bella ciudadela y en sus corazones. Perdonemos a nuestros enemigos y a nuestros amigos, entreguemos el corazón”.

Tras pocos minutos, se dio paso a una coreografía que desató la algarabía de los pequeños. Representantes de la fundación Ayudando a Crecer fueron los encargados de poner a bailar a los menores, los ritmos más pegajosos del momento.

Luego, vino uno de los shows más esperados por todos: el del personaje Paquito Policía.

Los niños y niñas prestaron mucha atención a esa y a las otras marionetas que se presentaron.

No se trata de un simple sketch, más bien tiene un mensaje que ayuda y orienta a los pequeños. En esta ocasión se refirió a los riesgos por la manipulación de explosivos en las fiestas de Fin de Año.

La Patrulla 15, banda musical que interpreta temas populares del Ecuador, puso a bailar nuevamente a los chicos, pero en esta oportunidad también se involucraron los papás.

La Mujer Maravilla (Escudero), Batman (Naucín) y Iron Man (Rivera) formaron círculos de danza en la mitad de la cancha de indor fútbol.

Pocas veces se ha visto algo así en este sector de La Atarazana. A medida que la fiesta se prendía más, un mayor número de personas arribó.

La rumba se detuvo solo porque había llegado el momento del show de la Unidad Canina de la Policía.

Yira, Toti y Eli deleitaron a los pequeños y a los adultos con sus acrobacias.

Atravesaron aros, caminaron en dos patas, jugaron en el piso, “contestaron” a preguntas sobre aritmética, se treparon en el cuerpo de sus entrenadores y hasta realizaron actos de equilibrio.

La inteligencia y habilidad de estos cánidos arrancó los aplausos de todos los presentes.

Hasta ese momento todo era baile y shows, pero faltaba algo importante: los juegos para niños.

La maestra de ceremonia se convirtió en la organizadora de divertidas actividades en las que también participaron los oficiales de Policía.

Hubo premios para los que acumularon más zapatos en una competencia y para quienes pudieron meter, en un aro de goma, al mayor número de amiguitos o uniformados. Nuevamente Batman (Naucín) y Iron Man (Rivera) se mezclaron con sus nuevos panas.

Una coreografía más que tardó unos 15 minutos y al fin llegó el momento de la entrega de los regalos.

Dos mesas se instalaron en la cancha principal de vóley de la Asociación de Propietarios de La Atarazana (APA), para ese fin.

Los pequeños formaron columnas para acceder a los juguetes, dulces y libros. Primero pasaron los de la fundación Soldaditos de Dios y luego los de Ayudando a Crecer. Era el instante culminante de una jornada en la que primó el amor al prójimo y la integración entre policías y vecinos de La Atarazana.

Así mismo, hubo acciones solidarias como la ayuda prestada a menores con capacidades especiales, por parte de Superman (Fernández) o la Mujer Maravilla (Escudero).

El subteniente de Policía, Carlos Naucín hizo una evaluación de lo realizado e indicó que más de 80 niños fueron favorecidos con los presentes.

Expresó que los regalos llegaron por donaciones de empresas privadas y también por aportes personales de cada agente del orden.

“Quisimos darles este pequeño detalle con el apoyo del Comando. Esto forma parte de la planificación que tenemos de nuestras labores. Al menos un mes nos tomó coordinar todo”.

Respecto al número de miembros de la institución policial que trabajaron para hacer posible el evento afirmó que suman unas 90 personas.

“A veces el uniforme nos hace ver fuertes, pero debajo del mismo hay seres humanos que tenemos familias o hijos. Quizás no podamos estar con ellos en estas épocas navideñas, pero celebramos aquí porque es nuestro segundo hogar”.

El oficial y otros de sus compañeros fueron a entregar más regalos y dulces, a niños de escasos recursos, en varios sectores aledaños a La Atarazana.

La noche del jueves 16, los uniformados de este Distrito realizaron quizás uno de los “operativos” más exitosos e importantes de sus carreras: el de hacer feliz a muchos niños. (I)

Fotografías: Atarazana Go

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí